Santo Domingo 24°C/24°C light rain

Suscribete

ARTES VISUALES

“Libérrimas”, primera exposición de pinturas de Freddie Cabral en República Dominicana

“Libérrimas”, explica el artista visual a Listín Diario, es la libertad absoluta que tienen las aves. “Creo que la palabra libérrima la inventaron únicamente para las aves. Nadie entra ahí más que las aves, el pensamiento y las ideas. Pero el único ser viviente libérrimo son las aves, porque son absolutamente libres”.

Dedicada a las aves, 31 cuadros forman parte de “Libérrimas”, la primera exposición de pinturas de Cabral en República Dominicana.

Dedicada a las aves, 31 cuadros forman parte de la primera muestra pictórica de Cabral en República Dominicana.RAÚL ASENCIO

Yaniris Lópezyaniris.lopez@listindiario.com
​Santo Domingo

Casi cinco décadas le tomó al artista visual dominicano Freddie Cabral materializar en su país natal una exposición que plasmara su trabajo pictórico.

La cita es hoy jueves 16 de noviembre a las 7:00 de la noche en el Museo que lleva su nombre.

La muestra se llama “Libérrimas” y es una evocación a las aves y a esa de libertad que, para el escultor, solo ellas son capaces de vivir y transmitir.

¿Cómo es el Freddie pintor y por qué tardó tanto en hacer aquí una exposición de pinturas?

El artista criollo comenzó a pintar en los años 70, siendo estudiante de Arquitectura. En 1977, tras siete años de trabajo y con 30 cuadros en carpeta dispuestos a mostrar al público, la escultura metálica “le robó el corazón”.

Esta es la individual número 29 de Cabral.

Esta es la individual número 29 de Cabral.RAÚL ASENCIO

Entonces hizo a un lado la pintura y se convirtió en el Rey del Metal. Del bronce, del hierro, del acero inoxidable, del aluminio.

Viajó y se formó en París, en Estados Unidos; regresó, abrió un taller y volvió a irse.

Cuando regresó para quedarse en 2009, su obra escultórica lo “ocupaba todo”.

“No pude jamás volver a hacer pinturas; el metal se puso de moda”, dice. Y absorbió su tiempo, su pensamiento, su quehacer.

De tal forma que hoy es considerado uno de los más prolíficos y destacados escultores de América Latina.

Robert Rosario, Olga Espinal y Freddie Cabral.

Robert Rosario, Olga Espinal y Freddie Cabral.RAÚL ASENCIO

No volvió a pintar más hasta 2003, salvo un cuadro en 1996.

La exposición, pues, es una especie de pago a esa deuda pendiente que tenía con la pintura; una deuda al recuerdo de un patio materno repleto de flores (allí abrió su primer taller) donde nació “la leyenda de los pájaros” y con ellos su fascinación por la libertad.

¿QUÉ VER?

“Libérrimas” presenta 31 obras pintadas entre 2003 y 2023 en Estados Unidos y República Dominicana. Óleo y acrílica sobre tela. Aves, huevos y uno que otro pez.

Los huevos representan su búsqueda permanente del ‘origen’ (una característica que marcaría toda su obra) y los peces el constante movimiento de la vida.

Freddie Cabral: “Tenía una deuda con la pintura. Los primeros 30 cuadros que pinté se perdieron. Me gusta la pintura”.

Freddie Cabral: “Tenía una deuda con la pintura. Los primeros 30 cuadros que pinté se perdieron. Me gusta la pintura”.RAÚL ASENCIO

Las aves, en desbandada, están listas para dejar el lienzo. No importa cómo se coloque el cuadro, horizontal o vertical, las aves se encargarán de darle lógica visual a la obra. Ese “saliéndose del cuadro” es todo un simbolismo que representa el propio espíritu inquieto de Cabral.

“Libérrimas” es eso, explica el artista a Listín Diario: la libertad absoluta que tienen las aves.

“Creo que la palabra libérrima la inventaron únicamente para las aves. Nadie entra ahí más que las aves, el pensamiento y las ideas. Pero el único ser viviente libérrimo son las aves, porque son absolutamente libres. Son tan libres que, en determinado momento, si la confinan mueren, deciden morir. Solo el ave es capaz de volar miles de kilómetros porque se quiere posar en equis árbol, porque quiere comer tal alimento. Eso es libérrimo. Y son solo las aves”.

APRECIACIÓN

Olga Espinal, curadora de la muestra, destaca la técnica en la obra de Freddie Cabral.

En la obra de Cabral, la búsqueda del origen está plasmado simbólicamente en el huevo.

En la obra de Cabral, la búsqueda del origen está plasmada simbólicamente en el huevo.RAÚL ASENCIO

“Trabaja muchos elementos. Hay que ser un experto para trabajar así el color, para hacer combinaciones de colores primarios pero también para manejar todo el elemento de la mancha en la pincelada, la veladura”.

Dado que su obra es generalmente semiabstracta, esa figuración velada se presta a múltiples lecturas y simbolismos, sugiere Espinal.

“Vemos aves pero podemos ver muchas otras cosas; símbolos como el huevo, que en la obra de Freddie es como un renacer, la búsqueda del origen; hay volúmenes, porque su obra no es plana, es una pintura con capas y además de esa expresión plástica está el contenido, una expresión rica en libertad, esa unión isleña entre mar, tierra y el uso de los colores primarios y tropicales”

La crítica de arte señala que hay una fusión increíble y esos elementos tienen también mucho que ver con los movimientos en los que estuvo involucrado en París. “Es un artista completo, un artista integral que maneja todos los lenguajes plásticos”.

El espacio, comenta Robert Rosario, permite trabajar las historias que quiere contar Cabral.

El espacio, comenta Robert Rosario, permite trabajar las historias que quiere contar Cabral.RAÚL ASENCIO

EN CONSTANTE MIGRACIÓN

Robert Rosario, subdirector del Museo Freddie Cabral, se encargó de la museografía de la exposición.

“Hay un romance entre el pincel y el lienzo, y eso hace que esta exposición sea como una poesía pictórica. Hay lenguaje y hay sentimiento”, expresa al respecto Rosario.

El espacio, comenta, permite trabajar las historias que quiere contar Cabral.

“Y eso hace la museografía, te va contando esas historias que todo el mundo tiene: el sentimiento de libertad y de migrar. No de migrar de una ciudad a otra, porque se emigra a procesos, a sentimientos, a ciclos de estudios; se emigra de rupturas amorosas. Vivimos en una constante migración, y la pintura de Freddie te da todo eso, ese proceso que tiene el ser humano de migrar hasta de edad”.

Esta es la individual número 29 de Cabral.

Previo a “Libérrimas”, había expuesto pinturas solo dos veces y en Estados Unidos: en el Museo Nacional de Artistas Afro-Americanos de Boston y en la Casa Dominicana de Lawrence, en Massachusetts.

DE INTERÉS

Programa. Acompañando la muestra se están organizando conversatorios y visitas guiadas, así como una actividad especial para lanzar el catálogo. ´

Visitas. De martes a sábado a partir de las 10:00 de la mañana.

Lugar. El Museo Freddie Cabral está ubicado en la avenida Quinto Centenario número 24 esquina José de Jesús Ravelo, en el segundo nivel del edificio Óleo.